Colaborar en el cuidado de la Casa Común, construyendo modelos alternativos de vida basados en el respeto a la creación y un desarrollo sostenible, es responsabilidad de toda la humanidad y forma parte del Plan Apostólico 2021-2026 de la Compañía de Jesús.

La Universidad Católica Andrés Bello Extensión Guayana cerró el último trimestre de 2020 con dos eventos -el XX Foro Guayana Sustentable y las IV Jornadas Ambientales-, dedicados a exaltar su misión apostólica de cuidar la casa común, a través de la presentación de proyectos, ideas y modelos de desarrollo sustentable, con el objetivo fundamental de mejorar y perpetuar la vida en el planeta.

Contar “Las historias que nos hacen ser lo que somos” y “Propuestas de desarrollo sustentable para la Región Guayana” fueron los temas centrales del XX Foro Guayana Sustentable, que dirigieron las diferentes disertaciones sobre esta noble región con infinitas posibilidades para ser la alternativa no petrolera del país, pero que se encuentra sumida en la desidia y la explotación irracional de sus recursos, incidiendo directamente en la calidad de vida de la población.

Mover la voluntad hacia las actividades económicas no mineroextractivas de la Región Guayana, recuperar y desarrollar la infraestructura industrial, así como recuperar y repotenciar la infraestructura de los servicios básicos: salud, educación, electricidad, agua potable, manejo de los residuos y desechos sólidos, gas doméstico e industrial, combustible, telefonía e internet; forman parte de esas propuestas del Grupo Guayana Posible, para alcanzar el desarrollo sustentable de la zona en el 2030.

Ingeniería sustentable para la vida

Proyectos sostenibles e innovadores marcaron las IV Jornadas Ambientales. El encuentro reunió -bajo la modalidad de presencialidad remota- a estudiantes de la Facultad de Ingeniería, quienes presentaron ideas con un enfoque sustentable para ser ejecutadas en el campus universitario, las cuales apuntan al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, propuestos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El uso de paneles, postes y árboles solares, a fin de reducir el consumo de energía en la UCAB; emplear concreto permeable en el estacionamiento central del campus, para reducir el efecto invernadero y las islas de calor; así como la edificación de una plaza sustentable, fueron las propuestas compartidas por los estudiantes de Civil e Industrial, tomando como punto de partida la ingeniería y el modo de proceder de la naturaleza.

La coordinadora de Sustentabilidad Ambiental, Florencia Cordero, indicó que es necesario que los estudiantes entiendan que el ambiente es la manera como vivimos y planificamos el desarrollo. “Es un error no hacer nada por pensar que se hace poco. Haz todo lo que puedas”.

De esta manera, estos espacios académicos se muestran propicios para concienciar a los ingenieros -y a todos los sectores de la sociedad-, sobre cómo resolver problemas de manera multidisciplinaria y entender el impacto que tiene cualquier praxis humana en el ambiente. Como dice el profesor de Ciencias Ambientales, Antonio Seijas, esta dinámica nos pone a todos en “un camino (…) hacia un planeta más verde, vivible y mejor gestionado”.

Rosanny Rivas
Coordinación de Comunicaciones UCAB Guayana