Después del lanzamiento del Plan Apostólico de la Provincia de Venezuela para el periodo 2021-2026, en el Centro de Reflexión y Planificación Educativa (CERPE) se inició una etapa de socialización dirigida al personal interno de la Obra, con la finalidad de dar a conocer ese horizonte de trabajo al que todos, como cuerpo apostólico, estamos llamados a colaborar en los próximos cinco años. Se concibe como el punto de partida que ha generado espacios de reflexión en torno a los caminos y modos concretos para materializar la misión encomendada desde la particularidad y fortalezas propias de esta obra educativa ignaciana.

Como parte de la estrategia de socialización del Plan Apostólico se planificaron y ejecutaron nueve encuentros distribuidos entre los meses de noviembre, diciembre del 2020 y enero del 2021. Estos espacios se llevaron a cabo, de manera presencial, en las instalaciones de CERPE adoptando las medidas necesarias de bioseguridad ante la situación de pandemia que atraviesa el país.

En la primera sesión Ana Guinand, Directora de CERPE, hizo una presentación general en la que se abordaron aspectos esenciales de ese proceso previo de revisión y adaptación impulsado por la Comisión de Discernimiento y Planificación Apostólica de la Provincia y que dio como fruto la versión definitiva del Plan que hoy nos orienta. Luego, las ocho sesiones posteriores se realizaron los días lunes, después del tradicional momento de oración comunitaria. En dichos conversatorios, que tuvieron una duración aproximada de dos horas, se abordaron con detenimiento cada uno de los objetivos estratégicos, con sus iniciativas y respectivos indicadores, los cuales responden a las dimensiones de misión, equipo, gestión y sostenibilidad.

Estas sesiones de presentación dieron pie a una siguiente fase de trabajo, en la que se ha comenzado a revisar la misión de CERPE a la luz de las orientaciones apostólicas plasmadas en el Plan de la Provincia. Para ello, se desarrolló un encuentro formal en el mes de marzo con el objetivo de contemplar el camino recorrido por CERPE y la contextualización de la obra educativa en medio de este tiempo apremiante. El equipo mostró gran compromiso y disposición ante los retos que surgieron durante la reflexión.

Es así, como en CERPE se registran avances significativos que han aportado al proceso de adaptación de un Plan Estratégico que permita responder a las demandas educativas no solo del contexto en el que se tiene incidencia directa, sino también aspirando a generar impacto en la educación a nivel nacional. El equipo continúa animado, con la mirada puesta en ese horizonte esperanzador que nos plantea el Plan Apostólico y organizando nuevos espacios que permitan discernir juntos la misión educativa que hoy nos interpela en medio de la realidad venezolana actual.

Anyerlin Iguaro

 CERPE