Así definimos el reto fundamental que se ha trazado la Pastoral Vocacional de la Provincia para garantizar que, en el futuro, haya jesuitas y laicos comprometidos con la misión de la Compañía de Jesús desde la espiritualidad ignaciana. Entendemos que el acompañamiento cercano a los jóvenes de la Provincia estimula la reflexión sobre el sentido de la vida y ocasiona la genuina inquietud vocacional.

Ese acompañamiento debe ser asumido, de manera conjunta, por la Pastoral Vocacional, la Pastoral Juvenil, la Pastoral Universitaria y laicos sensibles a la temática vocacional desde la especificidad de la obra; ya que ellos, en definitiva, son quienes más comparten y conocen al joven de hoy. Por tal razón, se vienen trazando planes de articulación con Huellas, con los pastoralistas de Fe y Alegría, con las comunidades jesuitas, con las universidades y con congregaciones religiosas para, juntos, definir las estrategias y mecanismos que nos permitan concretar una promoción vocacional ampliada que ofrezca al joven desarrollar sus potencialidades desde un proyecto de vida cristiano.

 

Por Gerardo Galvis

Facebook
Instagram
Twitter
Youtube