Durante el mes de julio y agosto de 2018, el equipo de Pastoral Vocacional realizó dos grandes eventos. Uno de ellos, en Mérida, los habituales EE.EE llevados a cabo en tres tandas: la primera, de orden vocacional, la invitación a los participantes fue, a partir del silencio, a la interiorización para descubrir las distintas llamadas concretas que Dios va haciendo en sus propias vidas; la segunda, como finalización del Programa de Liderazgo Ignaciano Latinoamericano (PLIUL), los universitarios se reunieron para, en dinámica de Ejercicios, meditar sobre las experiencias vividas durante el año que cursó el programa; y la tercera, un grupo mixto de ejercitantes que profundizaron en sus vidas desde la oración. El otro evento fue el campamento-trabajo Misión Contempla-Acción, que se desarrolló en el Pequeño Cottolengo “Don Orione”, donde 10 jóvenes tendieron su mano amiga a los cuidadores y habitantes de esta casa-hogar. ¡Damos gracias a Dios por estas hermosas experiencias!

                                                                                                                                                                                                                     Juan Ernesto Marín

Facebook
Instagram
Twitter
Youtube