“Su talante sencillo, su bondad natural y su sentido de responsabilidad en las misiones que le encomiendan le han hecho ganar muchos amigos desde los tiempos de su formación. Pero más allá del ámbito jesuítico, su amistad ha sido para todos”. Con estas palabras plasmadas en una carta enviada en 2001 a propósito de la celebración de sus 50 años en la Compañía de Jesús el P. General Kolvenbach, S.J. describió la esencia de P. José Ignacio Arrieta, S.J.

José Ignacio Arrieta Álvarez nació el 05 de junio de 1933 en la ciudad de Logroño de la Provincia La Rioja, España. Fue bautizado en la Iglesia de Santiago El Real una semana después de su nacimiento. Sus padres Aurelia Álvarez y Francisco Arrieta lo criaron en el seno de una familia con valores cristianos.  En 1938 con 5 años de edad comenzó su educación primaria en su ciudad natal. La formación secundaria la realizó entre Logroño y el Castillo de Javier entre 1945 y 1951. Después de culminar la secundaria con 18 años de edad responde al llamado a la vida religiosa ingresando al Noviciado de Loyola el 4 de septiembre de 1951.

Durante el mes de Ejercicios de noviciado se ofrece entre los 6 voluntarios solicitados para irse a la Viceprovincia de Venezuela, donde terminó su noviciado bajo la dirección del P. Vicente Pardo, S.J. Pronunció los Primeros Votos el 11 de septiembre de 1953 en el Noviciado de Los Chorros ante el Viceprovincial P. Jenaro Aguirre, S.J. Estudió Humanidades de 1954 a 1956 en Santa Rosa de Viterbo, Colombia. La Licenciatura en Filosofía la obtuvo en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá en 1958. El Magisterio lo ejerció en el Colegio San José de Mérida trabajando como Profesor e Inspector de 1958 a 1961. Sus estudios de Teología los realizo entre 1961 y 1965 en la Pontificia Universidad Gregoriana en Roma, Italia. Fue ordenado sacerdote en Roma el 18 de julio de 1964 por Monseñor Giovanni Canestri, Obispo titular de Tenedo.

Entre 1966 y 1968 estudió Ciencias Sociales en Universidad Gregoriana y obtuvo la Licenciatura. Luego realizó la Tercera Probación en Bélgica y cuando regresó a la Viceprovincia de Venezuela pronunció los Últimos Votos el 15 agosto de 1968. Su primera misión en Venezuela fue ocuparse de los Cursillos de Capacitación Social, ser Profesor de Sociología en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y redactor en la Revista SIC. En 1969 es nombrado Profesor Ciencias Sociales en UCAB. Entre 1971 y 1972 fue Coordinador del Ciclo Básico Escuela Ciencias Sociales en la UCAB.  También en 1972 fue Coordinador del Curso de Formación Social en el Centro Gumilla y Profesor de la Escuela Relaciones Industriales de la UCAB.

Fue Jefe de Redacción de la Revista SIC de 1972 a 1974. Luego entre 1974 y 1999 trabajó como Profesor de Pregrado y Posgrado en la UCAB, la Universidad de Carabobo (UC), la Universidad de Oriente (UDO) y la Universidad Central de Venezuela (UCV). Durante esos años, pero en diferentes periodos de tiempo, fue Ecónomo y Superior de la Comunidad Manuel Aguirre. Durante años fue miembro de la Comisión de Justicia y Paz de SECORVE. También dio clases en el ITER y colaboró con la Pastoral en Petare en la Vicaría de San Blas y El Campito. También dirigió varias tandas de Ejercicios Espirituales.

Desde 1999 hasta el 2007 asumió como Superior y Párroco de la Parroquia Universitaria de la UCV. Durante este periodo siguió como profesor en la UCAB, UC, UCV, ITER y se le agrega la naciente Universidad Santa Rosa de Lima (UCSAR). Fue invitado a ser parte del Consejo Fundacional de la UCAB y fue parte de la Comisión Presidencial para la elaboración de un Proyecto de Seguridad Social. En 2008 es enviado de regreso a la Residencia P. Manuel Aguirre donde fue sucesivamente Superior, Ecónomo y ministro hasta el 2013.

Desde el 2014 vivió en el Colegio San Ignacio manteniendo sus responsabilidades en el Centro Gumilla y el Consejo Fundacional de la UCAB. Por complicaciones en su estado de salud desde 2018 se mantiene en la Enfermería Provincial orando por la Iglesia y la Compañía de Jesús. El 02 de mayo del 2020 falleció el P. José Ignacio Arrieta Álvarez con 86 años de edad y 68 años al servicio de la Iglesia en la Compañía de Jesús.

Durante 45 años formó a generaciones y generaciones de estudiantes en las universidades más importantes del país. Su apostolado se centró en formar profesionales de bien, con profundos valores humanos y cristianos que impactaran positivamente en el país y en el mundo.

Nosotros también damos gracias Dios por la vida y obra del P. José Ignacio Arrieta Álvarez, S.J., pedimos que su ejemplo nos anime en la misión encomendada.

Adrián Jiménez
Archivo Curia