Encontrar el sentido de la vida implica poder tener claro a lo que cada uno quiere dedicar su paso por la tierra, para “En todo amar y servir” como fin último de la existencia de cada uno. Es por ello que desde Juventud y Vocaciones se busca dar herramientas, acompañamiento y experiencia a los jóvenes para que puedan encontrar ese llamado individual, para que logren discernir la vocación y sean adecuadamente acompañados. La invitación es a seguir disponiendo los recursos para que jóvenes inquietos descubran si su llamado es a servir desde la Compañía de Jesús. Para este año 2021 se apuesta por la actualización de los programas Al Paso del Peregrino, Proyecto Javier, CUPAH, Ejercicios Espirituales, Campamentos Juveniles y la incorporación y desarrollo del programa Voces Magis. Con nuevos contenidos y un nuevo enfoque a la luz del Plan Apostólico y del contexto social actual.

Todo esto implica continuar la revisión de los materiales y propuestas, que se ha venido realizando desde el último trimestre del año 2020, seguir apostando por ideas innovadoras, dinámicas que puedan desarrollarse de manera online.

Actualmente en el programa Al Paso del Peregrino se han desarrollado nuevas propuestas “Vocación y liderazgo”, “Proyecto de Vida”, “Acompañamiento de jóvenes en el área educativa”, “Herramientas para los pastoralistas en relación con un adecuado acompañamiento”. En el Programa Proyecto Javier se está replanteando el trabajo con jóvenes, apostando por el trabajo presencial en pequeños grupos en Táchira y Mérida donde la conectividad se dificulta, siempre tomando en cuenta las normas de bioseguridad necesaria. En el programa CUPAH se cuenta con 3 jóvenes que están iniciando su experiencia de discernimiento. En el resto de los programas se sigue replanteando y adaptando su ejecución.

Se continúa apostando por mantener activas las distintas regiones donde se ha trabajado: Táchira, Mérida, Caracas, Cumaná, Valle de la Pascua, Maracaibo, entre otras; impulsando el trabajo con los principales líderes vía online y creando nuevas estrategias que ayuden al seguimiento. La idea es que puedan contar con las herramientas necesarias para abordar las inquietudes y guiar los procesos de los jóvenes que buscan encontrar el sentido de su existencia.

Un aspecto importante en el que se apuesta es en seguir generando vinculaciones con Obras de la Compañía, donde el trabajo con el Movimiento Huellas y CERPE ha sido exitoso, por la receptividad y creatividad, por apostar por unir esfuerzos y así llegar a más jóvenes y pastoralistas. De igual manera la vinculación con obras, grupos, movimientos eclesiales, resaltando la apertura de la Pastoral Juvenil Nacional, el Movimiento Acción Católica para desarrollar espacios que aborden el tema vocacional. Al ver estos y otros frutos obtenidos se sigue creyendo con más fuerza que el trabajo en red para este 2021 es clave para poder avanzar y lograr los objetivos que se planteen, la unión de todos ayudará a sumar y hasta multiplicar metas cumplidas en el trabajo de discernimiento vocacional de los jóvenes que contribuyan a seguir manteniendo viva la esperanza de un futuro mejor.

Isaura Goncales 

Juventud y Vocaciones