¿Cómo es que los Jesuitas celebran la fiesta de San Ignacio de Loyola en tiempos de cuarentena, y en medio de un palpitante malestar nacional sin precedentes? y en ese caso ¿Tiene algún sentido celebrar con este panorama?

Con este sentimiento de realidad en el corazón, en el Noviciado Jesuita “San Pedro Claver” apostamos conscientemente por no dejarnos llevar por el remolino vicioso donde están sumergidas las capacidades estratégicas y creativas de muchos venezolanos, decidiendo celebrar de forma concreta la conmemoración 464 de la muerte de San Ignacio de Loyola y su fiesta litúrgica el pasado 31 de julio del presente año.

La pregunta sobre si tiene sentido esta celebración nos la hacemos en nuestra concreta sociedad plagada de necesidades graves y urgentes no satisfechas. Sociedad presentada aquí como ingobernable y constantemente a punto de estallar a causa de las graves carencias y de la enorme brecha entre sus privaciones y aspiraciones y lo que realmente consigue como realización existencial y social. ¿Cómo hacer para que nuestra celebración de San Ignacio de Loyola no se aleje de la realidad nacional, y de qué forma celebrar, a fin de no salir de la experiencia específica de sentirnos parte de estos tiempos tan desafiantes?

Esta celebración de San Ignacio de Loyola 2020 estuvo en medio del ambiente provocador y poco alternativo en el que padecemos todos los que aquí vivimos. Pero las situaciones adversas nos exponen a repensarnos la forma de entender nuestra vocación a la Compañía. El día a día en el Noviciado se caracteriza por despertar en nosotros inquietudes hacia el futuro, impulsos de confrontar la realidad exigente, mayores estímulos de nuestra formación integral, nuevos planteamientos sobre nuestras inspiraciones vocacionales (que sean auténticamente encarnadas) y mejores formas de soñar nuestra vida en el proyecto del Reinado de Dios.

Desde nuestra forma precisa de ser y hacer comunidad en formación tuvimos una intensa “Semana Ignaciana”; ello significó poner en juego todas las capacidades humanas y motivacionales de cada uno de los miembros del Noviciado a través de un ciclo de conferencias sobre la vida de San Ignacio de Loyola.

Llegado el día de San Ignacio, la celebración de la Eucaristía fue presidida por el P. Maestro Aníbal Lorca. Los jesuitas de la Carucieña (Raúl, Tarsicio y Edgar) también participaron en todas las actividades celebrativas.

Al finalizar la misa votiva, el Gabriel Sequera, ministro de la comunidad, organizó un almuerzo especial donde brindamos, comimos, reímos, conversamos de anécdotas propias de la Compañía de Jesús, recordamos a distintos jesuitas, con música y cantos, postres y mucha alegría. Toda la tarde compartimos como comunidad.

Como formamos parte de una Red Ignaciana en el estado Lara, y durante nuestra primera etapa de formación vamos conociendo y entrando en contacto con mucha gente que colabora en la misión de la SJ, los novicios preparamos algunos detalles alusivos a la festividad. Con la colaboración de Gabriel Sequera enviamos un detalle simbólico a diversos miembros de las distintas Obras de los jesuitas en el estado (Centro Gumilla, IUJO, Huellas, Fe y Alegría). En los detalles alusivos anexamos un sabroso “café” para que lo deleitaran en sus momentos de descanso en el trabajo.

En Venezuela es difícil celebrar y proponer una dinámica de festividad. A sabiendas de este panorama concreto, nosotros tuvimos una manera de celebrar en formación de cara a este horizonte, una manera que no es simplemente celebrar y formarnos, sino formarnos bien, con diligencia y reflexión encarnada. Por eso basta con que recordemos las palabras subversivas de Jesús de Nazaret que introducen una eterna novedad que rompe todos los esquemas (Lc. 6, 20-21)  (Mt. 19, 30; 20,16)  (Lc. 13, 30)  (Mc. 10, 31).

Lo que para millones de venezolanos celebrar en este tiempo de crisis es un desafío, para nosotros es -además de desafío- una oportunidad clara de ofrecer una alternativa distinta y esperanzadora de esta abrumadora situación social a propósito de la fiesta de San Ignacio.

NSJ. Jean Valjean

Facebook
Instagram
Twitter
Youtube