En 2003, el P. General Peter-Hans Kolvenbach publicó las “Preferencias apostólicas” en un momento en el que la Compañía de Jesús se hallaba embarcada, se interrogaba y realizaba un discernimiento orante sobre las prioridades de ministerios apostólicos en un mundo en pleno cambio. El telón de fondo del documento era una idea sencilla: cuando hay que discernir entre misiones de igual importancia, hay que dar prioridad a las cabezas de lista. Por ello, los ministerios que han orientado la Compañía estos últimos años han sido África, China, el apostolado intelectual, las casas de Roma así como obras en el dominio de la migración y los refugiados.

Esas preferencias no eran una lista de control de obras y tomas de postura que necesitaran refuerzos de personal. Era más bien un recordar que debemos seguir las mociones del Espíritu Santo allí donde la Compañía descubre su misión en el seguimiento de Jesús. Vamos donde Lo encontramos, donde Él nos llama o hacia donde Él nos señala el camino. Era el reconocimiento que los jesuitas estaban siendo llamados a repensar su lugar en un mundo que había cambiado mucho en las dos décadas precedentes…

 

 

Click aquí para leer más

Facebook
Instagram
Twitter
Youtube