En este mes de abril se celebra el décimo tercer aniversario del voluntariado de Doctor Yaso, Payasos Humanitarios en la ciudad de San Cristóbal, siendo un programa pionero en el Estado Táchira que implementó la figura del payaso en los entornos hospitalarios y comunitarios. El voluntariado Doctor Yaso sede San Cristóbal nació el 10 de abril del año 2008, gracias al convenio realizado entre la Universidad Católica del Táchira (UCAT) y la Asociación Civil Doctor Yaso Internacional Payasos Humanitarios. En la actualidad es uno de los programas que permite formar ciudadanos sensibles con participación en la construcción del tejido social a través de experiencias directas de trabajo voluntario.

Más de una Década Tejiendo Alianzas para Llegar a donde más se Necesita

Desde un comienzo el voluntariado contó con la participación de estudiantes y personal de la comunidad Ucatense, además de artistas de la ciudad y estudiantes y profesionales de otras casas de estudio, teniendo como objetivo inicial el atender a los pacientes del área de pediatría de los centros asistenciales. La primera alianza fue con el Hospital Central de San Cristóbal, luego se sumó el Hospital del Seguro Social “Dr. Patrocinio Peñuela Ruiz”, y gracias a la labor que se obtuvo en estas instituciones llega la invitación del Hospital Oncológico del Táchira, en el 2017 el Hospital Padre Justo Arias en la ciudad de Rubio hizo su invitación de manera formal y el 2019 se estableció la alianza con el Hospital General de Táriba en el municipio Cárdenas. Paralelamente se desarrollaron actividades en comunidades de la Ciudad de San Cristóbal, espacios públicos, poblaciones fronterizas e incluso en algunas oportunidades se atendieron actividades de carácter internacional en comunidades de Colombia, en el Departamento Norte de Santander.

El histórico en estos 13 años de Doctor Yaso San Cristóbal se traduce en miles de anécdotas que han tocado el corazón y la vida de muchas personas:

  • Se han beneficiado 200.531 personas, a través de la realización de 763 visitas(1.152 visitas hospitalarias y 611 visitas en comunidades).
  • Actualmente se cuenta con 84 voluntarios activos; y se han capacitado a 438 voluntarios, en 135 jornadas de formación (21 talleres para nuevos voluntarios y 114 en formación continua).

Payasos Humanitarios en Época de Pandemia.

Debido a la pandemia del covid-19 durante el 2020 el voluntariado se sumó a la campaña social #QuédateEnCasa, suspendiendo actividades presenciales por más de 6 meses. Durante ese tiempo, la coordinación de Doctor Yaso asumió el reto de adentrarse en nuevas formas de seguir apoyando y contribuyendo con la población vulnerable, aprendiendo y adaptándose a otros modos de llegar a los beneficiarios. Esta realidad originó la adaptación de la labor voluntaria a través de los medios digitales, realizando visitas a pacientes, jornadas de formación y reuniones con los voluntarios a través de plataformas virtuales y la producción de videos con los voluntarios Payasos Humanitarios. A finales del 2020, la sede Doctor Yaso en San Cristóbal se sumó a las iniciativas que apoyaron las víctimas de las inundaciones sucedidas en las poblaciones de Rubio y Zorca, en el Estado Táchira, saliendo al encuentro con las comunidades en las primeras visitas presenciales realizadas después de anunciada la cuarentena en marzo del 2020. Esta experiencia marcó un precedente importante como aprendizaje y como experiencia que sensibilizó tanto a los beneficiados de las comunidades afectadas como a los propios voluntarios de Doctor Yaso, especialmente invitando a la reflexión sobre el valor y la necesidad de las acciones solidarias y desinteresadas en los contextos más difíciles.

Una RAIF Humanitaria: Estrechando Relaciones y Abriendo Caminos.

Desde la Universidad Católica del Táchira se desarrollan proyectos y actividades de acción social a través del arte, la cultura y la educación que permiten unir lazos entre las organizaciones que son parte de la Región Apostólica Interprovincial en la Frontera (RAIF). A través de la RAIF, programas como Doctor Yaso, la Caravana Cultural por la Hospitalidad en la Frontera, El Festival Conéctate y Convive, el Programa Arte y Acompañamiento, el Programa de Liderazgo Ignaciano Universitario, La Pastoral Juvenil Universitaria, y los proyectos estudiantiles de acción social, dan fe del empoderamiento de jóvenes y adultos que participan directa o indirectamente en dinámicas de transformación social mediante prácticas solidaria inspiradas en una mirada compasiva sobre nuestros semejantes. Estos proyectos mencionados anteriormente han podido llega a tantos lugares y a tantas personas gracias a las alianzas y relaciones que fluyen multidireccionalmente mediante la sinergia entre Fe y Alegría, el Servicio Jesuita a Refugiados de Venezuela, Huellas y demás aliados de la red. En este sentido, la RAIF, en medio de las dificultades y retos propios del contexto actual del país y de las condiciones impuestas por la pandemia del coronavirus, sigue buscando alternativas para discernir, apoyar acciones concretas de trabajo en equipo y entusiasmando al reconocimiento de las personas y las obras inspiradas por de la Compañía de Jesús.

Pedro Luis Duque

Comunicación RAIF