La Universidad Católica del Táchira refuerza la multimodalidad para el inicio del año académico 2021-2022, dando continuidad a los aspectos virtuales empleados durante la cuarentena, alternándose con encuentros presenciales, para “contribuir al fortalecimiento de una sociedad civil justa, democrática, solidaria y sustentable, desde nuestra experiencia de fe”, mediante la educación universitaria.

Para ello, el Consejo Universitario dispuso que “el sistema de enseñanza de la Universidad Católica del Táchira, durante el lapso indicado, por la situación excepcional referida en el artículo anterior, será multimodal, con la flexibilidad que imponga el contexto e incorporando encuentros académicos presenciales. En cualquier momento del año académico se podrá regresar al sistema presencial de enseñanza”.

De esta manera, comenzaron las diversas actividades académicas tanto virtuales como presenciales, siguiendo las disposiciones de las autoridades competentes, y las debidas normas de bioseguridad.

Así, el retorno de los jóvenes se evidenció en las aulas, el lunes 27 de septiembre, con más de 350 aspirantes, quienes participaron en el Curso Preuniversitario sobre Matemática, en preparación para estudiar las carreras de Licenciatura en Contaduría Pública, y Licenciatura en Administración, en sus menciones de Mercadeo y Gerencia de Empresas. También lo hicieron, el 1 de octubre, los aspirantes a la carrera de Derecho, en su jornada de inducción.

Además, se han venido realizando encuentros a través de plataformas y medios virtuales, con actividades sincrónicas y asincrónicas.

A comienzo de este año académico, el Rector de la Universidad Católica del Táchira, Dr. Pbro. Javier Yonekura, dirigió un video mensaje señalando que “es un año esperanzador cargado de muchos retos para nuestra comunidad universitaria. Todos nos complacemos porque el esfuerzo personal de cada miembro de la comunidad ucatense ha hecho que avancemos a pesar de las vicisitudes que el contexto nos ha presentado, este nuevo año nos exige consolidar la multimodalidad como sistema formativo donde se pondrá el énfasis en la faceta de semipresencialidad, atendiendo las exigencias que la misma pandemia nos impone”.

Así mismo reconoció la importancia de los encuentros académicos presenciales: “reconocemos que para el proceso de enseñanza y aprendizaje es irrenunciable el factor de las relaciones interpersonales entre los docentes y los estudiantes; por ello, al comenzar este nuevo año les animamos a que descubramos las múltiples posibilidades que poseemos como seres humanos en la constante búsqueda de la verdad y el conocimiento, procurando así conservar esa excelencia y calidad con la que la Universidad Católica del Táchira siempre se ha caracterizado, es su horizonte apasionante que no nos detiene, al contrario nos impulsa a seguir caminando porque nuestro futuro no se detiene”.

Finalmente, el Rector de la UCAT encomendó este año académico a Dios y la maternal protección de la Virgen María: “que el buen Dios fuente de toda sabiduría nos guíe y acompañe a todos, y que la seguridad que nos brinda el regazo de María Inmaculada patrona de nuestra Universidad Católica nos obtenga lo necesario para seguir construyendo una sociedad más justa y libre”, dijo.

La UCAT enfatiza que los encuentros académicos presenciales entre docentes y alumnos, fortalecen el proceso de enseñanza-aprendizaje e inciden en la formación integral; en virtud de ello, respetando las reglas de bioseguridad, fomenta esos espacios de intercambio pedagógico, teniendo como fundamento la centralidad de la persona.

Johan Pacheco

UCAT