La situación país nos afecta, pero no nos detiene, sino que nos inspira a más. Del 30 de enero al 02 de febrero de 2018 estuvimos reunidos como Equipo Apostólico para evaluar, discernir y celebrar la misión. Seguimos en movimiento gracias al talento humano que tenemos, y a los aliados nacionales, regionales, y locales. Estaremos evangelizando a jóvenes y agentes pastorales juveniles, para que profundicen su espiritualidad cristiana y dimensión apostólica en Ejercicios Espirituales, campamentos, y experiencias misioneras gracias al apoyo de personas y organizaciones de bien. Junto con Fe y Alegría contribuiremos en la formación en ciudadanía juvenil, cultura democrática, trabajo productivo, y reconstrucción del tejido social a la juventud venezolana. También en medio de esta situación de emergencia humanitaria promoveremos que los jóvenes se sensibilicen y cualifiquen para integrarse y aportar en las redes de solidaridad locales que desarrollan acciones educativas, humanitarias y recreativas a favor de niños, jóvenes y personas de la tercera edad. Entonces, la crisis venezolana nos interpela y queremos responder construyendo Iglesia y Desarrollo sustentable. Contamos con sus oraciones y aportes.

Comunicaciones Huellas
Facebook
Instagram
Twitter
Youtube