Uno de los principios que identifica al Hogar Virgen de los Dolores (HVD) es ejercitar el lema En todo amar y servir para la mayor gloria de Dios y bien del prójimo, nuestro pueblo. Día a día nuestros hijos y sus familias, con especial esmero en los niños menores de 5 años hermanos de nuestros beneficiarios, reciben de parte del personal y amigos del hogar esa muestra de identidad y fe que nos permite sobrellevar las incertidumbres que surgen del actual contexto social que vive el país. El HVD cónsono con estos principios ha garantizado, tanto en Caracas como en Puerto Ordaz, atención integral a sus beneficiarios en resguardo de sus derechos en un ambiente familiar y cristiano.

Por: Belen Meza

Facebook
Instagram
Twitter
Youtube