El Hno. Gregorio Lanz S.J., oriundo de Mañeru (Navarra) nació el 12 de junio de 1906. Cursó sus estudios de primaria en su pueblo natal. Desde temprana edad se desempeñó como agricultor. Al cumplir los 18 años contestó al llamado de su vocación ignaciana. Ingresó al Noviciado de Loyola el 26 de junio de 1924.  Al culminar su etapa de novicio es enviado a un colegio que la Compañía de Jesús tenía en Las Palmas (Islas Canarias), allí dio los primeros pasos como maestro de primaria. En Canarias fue maestro y subprefecto de disciplina entre 1926 y 1929.

Es trasladado a la Viceprovincia de Venezuela. El 05 de agosto de 1929, es designado maestro de 2º grado de primaria del Colegio San Ignacio de Caracas, cargo que desempeñó durante 10 años. Pronuncia los Últimos Votos el 15 de agosto de 1936 en Caracas, ante el Rector del Colegio P. Joaquín Echenique S.J. En 1939 pasa a ser maestro de 4º, 5º y 6º grado de primaria. En 1948 logra fusionar su pasión por la música con la enseñanza y es nombrado Prefecto de Música de todo el Colegio San Ignacio. En 1959 terminaron sus 30 años de labor abnegada en el Colegio San Ignacio, por su salón de clases pasaron niños que se convirtieron en Obispos, Ministros y hasta Presidentes de la República, todos lo recordaban con gran afecto.

De 1959 a 1960 tuvo un breve paso por el Instituto Educativo Tamare (Zulia). En 1960 llega a la UCAB como ayudante de la Administración. En la UCAB se mantiene hasta sus últimos días, entre pasillos, aulas y escaleras construye un gran legado sembrando en profesores, trabajadores, alumnos y todos sus hermanos jesuitas la semilla de la bondad y el servicio. Tan estrecha fue su relación con su entorno que era común que los alumnos se acercaran hasta su lugar de trabajo en el tercer piso de la UCAB a pedir su consejo, o solicitarle que rezara por ellos ante un examen difícil, todos recibían sus palabras humildes, sabias y una gran sonrisa. Su servicialidad no tenía límites ni de tiempo ni de personas. En agosto se quedaba a trabajar en la Universidad. En Semana Santa ayudaba al P. Víctor Salcedo S.J., en la Parroquia San José Obrero de Maturín.

Otro rasgo que llama la atención en su persona es su extraordinario optimismo. Incluso su caminar echando el cuerpo hacia delante con cada zancada y su alegre subir las escaleras del estacionamiento a la Comunidad de la UCAB denotaban su modo de ver la vida. Fue un inspirador insustituible en la Estudiantina y en la Coral de la Universidad, dejando algunos discos, entre ellos una Misa que fue obsequiada por Mons. Alí Lebrún al Papa Juan Pablo II y a los Reyes de España. El Hno. Gregorio Lanz S.J., es uno de aquellos hermanos que conformaron un grupo realmente selecto en santidad, inteligencia y dedicación.

Durante su servicio en la UCAB pudo ver consagrada su gran pasión por la música realizando varias composiciones para la Coral y la Estudiantina, llegó a componer un “Himno a Bolívar” y a propósito de la primera visita del Papa Juan Pablo II a Venezuela, le compuso un himno al Papa utilizando las notas del “Alma Llanera”. La UCAB publicó en 1984 el “Cancionero de la Coral UCAB” de 592 páginas, con más de 200 composiciones corales, que tiene como autor- compilador al Hno. Gregorio Lanz S.J.

El 27 de mayo de 1985 falleció en la Clínica Santiago de León de Caracas el Hno. Gregorio Francisco Lanz Ugarte S.J. En su funeral el para ese momento P. Provincial Ignacio Huarte S.J., expresó: “El Hermano Lanz es un regalo de Dios… En una universidad de cátedras brillantes, él supo mantener la palabra sencilla del consejo oportuno y de la bondad cercana… Ahora será un gran intercesor ante Dios por todos nosotros”.

Damos gracias Dios por la vida y obra del Hno. Gregorio Lanz, S.J., pedimos que su ejemplo nos anime en la misión encomendada.

Adrián Jiménez
Archivo Curia