La XV Asamblea de la Confederación Latinoamericana de Centros Ignacianos de Espiritualidad (CLACIES), tuvo lugar en Panamá del 18 al 25 de octubre del 2017, en la Casa de Retiro “EMAÚS”, que llevan las Hermanas Esclavas de Cristo Rey. Se contó con 27 participantes procedentes de Argentina (1), Bolivia (1), Brasil (1), Chile (1), Colombia (2), Ecuador (1), El Salvador (2), Guatemala (2), Haití (1), Honduras (1), México (2), Panamá (2), Paraguay (3), Perú (4), República Dominicana (1), Uruguay (1) y Venezuela (1). También participó durante 2 días el P. Hermann Rodríguez, Delegado de Misión de la CPAL.

Un buen signo de esta Asamblea ha sido la numerosa participación de delegados de los centros. El clima de cordialidad, respeto, valoración y comunión ha sido un gran regalo de Dios y, a la vez, tarea de todos y todas. Las 5 laicas, 4 laicos, 1 religiosa y 17 jesuitas hemos compartido con alegría, entusiasmo y horizontalidad lo que nos llena de gozo, lo que nos preocupa y los retos que nos mueven.

Otro signo especial que marcó esta Asamblea fue el compartir durante 5 horas con la Comunidad Indígena “Emberá Druá”. Su modo de vida, su familiaridad en el trato, la libertad para expresar sus alegrías y penas, así como su inventiva para sortear su sobrevivencia, nos han colocado en forma directa con una realidad especial y sentida para el compromiso de la Compañía en el Continente.

A lo largo de estos días reflexionamos, oramos y socializamos sobre la realidad, servicios y retos de los diversos Centros de Espiritualidad presentes en la Asamblea. Se trató también sobre los asuntos propios de la coordinación y gestión de la Confederación; los apoyos recíprocos entre centros; la economía y la nueva dirección y consejeros de CLACIES para el 2017-2019; el compromiso de todos con el próximo XV Curso Internacional para Acompañantes de EE (Los Teques 2018); la contribución que CLACIES está llamada a realizar al Proyecto Apostólico Común de la CPAL; y los retos de nuestra misión como CLACIES para los próximos dos años.

Tanto la integración de los participantes como la comunicación en clave de discernimiento, permitieron intercambiar ideas y sugerencias para aportar de forma más efectiva a la Misión a la luz de los retos planteados por las nuevas exigencias de la realidad y por el Padre General de la Compañía de Jesús. Como Confederación nos disponemos a buscar los medios para impulsar que “el Área de Espiritualidad tenga una mayor incidencia en la sociedad y en la Iglesia” (Reto planteado por el Padre General a CLACIES en ImPACtando, Lima – Marzo 2017), y que “la prioridad 5ª del PAC, Espiritualidad encarnada y apostólica, se constituya en eje transversal de toda las obras y acciones de la Compañía de Jesús” (Petitorio de las Conclusiones de ImPACtando, Lima, Marzo 2017).

Para estos años, CLACIES tiene el reto de responder, como plantea el Padre General Arturo Sosa a toda la Compañía (Carta a toda la Compañía – 27 de septiembre 2017), de contribuir de forma decidida en buscar y hallar los medios necesarios para profundizar en el discernimiento que hoy nos demanda el mundo, la Iglesia y la Compañía, para avanzar hacia mayores niveles de vida y misión en los jesuitas, laicos, laicas y religiosas vinculadas a la obra ignaciana, así como lograr una mayor vitalidad, efectividad y alcance de la misión en las diversas obras y apostolados de las provincias.

Los grandes retos y cambios culturales piden que seamos en la actualidad más creíbles y audaces, y exigen a cada Provincia un impulso claro, sostenido, coherente y eficiente al sector/área de espiritualidad. En esta dirección agradecemos que la Provincia de Centroamérica haya impulsado la incorporación
de los centros de espiritualidad de El Salvador y Honduras a la Confederación.

La Asamblea despidió como coordinador al P. Carlos Canillas, quien se esmeró por impulsar una Confederación viva, atenta a los signos de Dios y unida mediante el vínculo de la fraternidad, solidaridad y comunión. El nuevo coordinador, P. Jorge Ochoa (México), junto a sus dos consejeros, P. Juan Díaz (Chile) y el Sr. José De La Guardia (Panamá), comienzan impregnando de fortaleza, alegría e inventiva la nueva misión que les encomienda este Sector de la Compañía de Jesús en América Latina.

Agradezco especialmente tanto la organización y acogida que nos dio la Provincia de Centro América, en la persona de su Provincial, P. Rolando Alvarado, junto a la Fundación Loyola con José de La Guardia y Peggy Guimme al frente del área en Panamá, como la cálida atención de las Hermanas Esclavas de Cristo Rey y el personal de la Casa EMAÚS.

 

P. Gustavo Albarran, SJ

Facebook
Instagram
Twitter
Youtube