El Servicio Jesuita a Refugiados, Fundación Centro Gumilla y Fe y Alegría, unen esfuerzo y, como obras hermanas de la Compañía de Jesús, crearon una red de trabajo con el objetivo de fortalecer la organización comunitaria para cohesionar socialmente una comunidad y reconstruir el tejido social.

El barrio Antonio José de Sucre, al noroeste de Maracaibo, estado Zulia, es la comunidad piloto donde se implementó el programa “Fortalecimiento de la Organización Comunitaria” (FOCO) en el cual participaron miembros del consejo comunal, madres procesadoras de alimentos de la Escuela Técnica Fe y Alegría César David Rincón, personal docente y estudiantes de la institución educativa y vecinos de la comunidad.

Durante las diez sesiones formativas, los participantes analizaron los diversos problemas que existen en su comunidad y crearon objetivos para reconstruir la fragmentación comunitaria y lograr un horizonte común. De igual manera, entendieron los procesos comunitarios y el marco jurídico de la gestión pública participativa para el quehacer comunitario.

Para terminar la primera fase del trabajo en red en el barrio Antonio José de Sucre, los facilitadores dictaron un módulo de emprendimiento social y se crearon proyectos enmarcados en el árbol de problemas y que los participantes percibieron como principales amenazas para la comunidad.

La creación de una “Casa de la Alimentación Comunitaria” para atender a las personas en extrema vulnerabilidad alimenticia, un “Centro de Capacitación” con el objetivo de atender a niños, niñas y adolescentes no escolarizados, “Empresa Social de recolección de desechos” con el propósito de reutilizar los materiales que sean de provecho y una fundación dedicada a la “Formación Ciudadana” con la intención de crear consciencia en sus habitantes ante la grave situación de la no recolección de basura, son los cuatro extraordinarios proyectos pensados para mejorar y dignificar la calidad de vida del sector.

Durante el cierre de la primera fase de trabajo, Mischelle Villalobos, miembro del consejo comunal, expresó sentirse agradecida con el JRS, Fundación Centro Gumilla y Fe y Alegría porque la formación les permitió encontrarse como comunidad, unificar esfuerzos y trabajar en equipo. De igual manera, Katiuska Romero, asistente administrativo de la escuela Fe y Alegría César David Rincón, Ivonne Pereira, vecina de la comunidad y Alix Duque, secretaria del programa CECAL también mostraron su profundo agradecimiento por los nuevos conocimientos y las herramientas adquiridas para emprender proyectos productivos.

El próximo paso es mostrar el plan estratégico para poner en marcha las ideas de emprendimiento y Fortalecer la Organización Comunitaria, a través del acompañamiento en la ejecución de los proyectos surgidos en las sesiones de trabajo y contando con la asesoría técnica necesaria para su pronta implementación.

En apoyo a las iniciativas, el Servicio Jesuita a Refugiados entregó dotación a las madres procesadoras de alimentos para el comedor de la escuela y también se entregaron kits escolares a estudiantes de la institución para motivarlos a continuar en sus estudios y evitar la deserción escolar.

Roland Hernández
Comunicación y Gestión de la Información – JRS Venezuela
Facebook
Instagram
Twitter
Youtube