La formación virtual en espiritualidad y gerencia ignaciana promovida por la alianza entre el Centro de Reflexión y Planificación Educativa (CERPE), el Servicio Jesuita a Refugiados Venezuela (JRS) y el Centro Internacional de Actualización Profesional de la UCAB (CIAP), surgió de la necesidad e interés compartido de profundizar la mirada ignaciana en medio de un contexto país cada vez más complejo y desafiante; concebida como un camino formativo basado en la peregrinación de San Ignacio de Loyola recoge e integra los valores, principios y criterios fundamentales de esa espiritualidad y modo de proceder que nos identifica a las diferentes Obras de la Compañía de Jesús y nos une como verdaderos colaboradores al servicio de una misma misión. Esta iniciativa responde a los objetivos estratégicos 3 y 7 del actual Plan Apostólico de la Provincia 2021-2026; promoviendo la espiritualidad ignaciana como un aspecto fundamental vinculado a la misión y ofreciendo una serie de herramientas para el discernimiento, la planificación apostólica, la colaboración, el trabajo en red y la evaluación que contribuyen con el mejoramiento de los procesos de gestión en nuestras Obras.

El diplomado estuvo dirigido al personal que labora en el JRS Venezuela en sus cuatro sedes, participaron además, miembros del JRS LAC y se extendió la invitación a personas interesadas de otras Obras de la Compañía de Jesús en nuestro país (Huellas, Casa de los Muchachos, Hogar Virgen de Los Dolores, OSCASI, Red de Juventud y Vocaciones, Fe y Alegría y Consorcio de las Obras de la Compañía). Este programa se ha desarrollado de manera virtual en la plataforma Moodle, con una duración de 96 horas académicas, iniciándose el 14 de septiembre de 2020 y se espera culminar el proceso el próximo 17 de enero del 2021.

Esta aula metafórica invita a acompañar, virtualmente, a Ignacio peregrino, en el recorrido desde su infancia y conversión en Loyola, pasando por la meditación y escritura de los Ejercicios Espirituales, la fundación de la Compañía de Jesús, hasta su muerte en Roma. Contempla un recorrido a través de seis paradas/módulos de trabajo continuo para el desarrollo de los contenidos y el logro de las competencias del curso: Loyola, Montserrat, Manresa, La Storta, Paris y Roma. En cada estación se proponen actividades diversas y estrategias novedosas que promueven la reflexión personal e interacción grupal, contribuyen con el fortalecimiento de la identidad ignaciana institucional, brindan herramientas aplicables a la experiencia laboral y promueven un trabajo colaborativo más fecundo en la construcción de la misión de la Obra en que se hace vida. Con esta experiencia se pretende además, sentar las bases de la planificación estratégica del JRS Venezuela y del resto de las Obras participantes, considerando los énfasis del actual Plan Apostólico de la Provincia.

Como parte de la formación se planificaron tres sesiones sincrónicas vía ZOOM: un encuentro introductorio para presentar los requerimientos del curso y dos espacios con especialistas que ayudaron a los participantes a profundizar en temas específicos y permitieron intercambiar modos para asumir y llevar a la práctica lo aprendido. Asimismo, se creó un grupo de WhatsApp como vía alterna para compartir informaciones relacionadas con el diplomado, resolver inconvenientes técnicos y aclarar eventuales dudas.

El equipo de docentes de CERPE se encargó de la creación del aula virtual y del diseño instruccional del curso, garantizó apoyo técnico-logístico y acompañamiento durante el desarrollo de la formación. Agradecemos los valiosos aportes de los participantes, el interés y la disposición del JRS Venezuela y de las Obras que se sumaron en el camino, así como también reconocemos el apoyo del CIAP en las orientaciones académicas, en el proceso de certificación y demás trámites administrativos.

A partir del mes de febrero del 2021 CERPE ofrecerá una nueva edición de este diplomado y estará orientado a todos aquellos miembros de Obras jesuitas en Venezuela que deseen ahondar en aspectos fundamentales de espiritualidad, gerencia y gestión al estilo ignaciano. Encomendamos al Señor futuras experiencias y pedimos la gracia del Espíritu para que, en medio de nuestra realidad, podamos seguir vislumbrando horizontes de trabajo compartido, afianzando nuestro compromiso como cuerpo apostólico y redescubriendo, con gran ánimo, el sentido de la misión que hoy nos interpela y nos congrega.

Anyerlin Iguaro
Docente investigador de CERPE