A comienzos del mes de septiembre de 2019 , iniciaron mis estudios de inglés en el instituto “LTC -Lenguage Training Centre” en Kingston, Jamaica, siendo este el momento que marca el cierre de la etapa del magisterio y la antesala a los estudios de teología, presentándose como una valiosa experiencia y oportunidad.

La misión de la Compañía de Jesús en Jamaica se remonta al año 1837 con la llegada de dos misioneros jesuitas, uno inglés y otro francés. A lo largo de los años la presencia de la Compañía fue creciendo, contando con destacadas figuras que aportaron al desarrollo del país, así como a la Iglesia local y universal. En el 2018, el Padre General decretó la unión de la comunidad de Jamaica (que hasta ese momento pertenecía a la Provincia Norteamericana de Notheast) con la Región de Guyana (que incluye a Barbados y Guyana, ambas dependientes de la Provincia Británica) conformándose así en una única región. La nueva Región de Guyana sigue en proceso de discernimiento para irse adaptando a los tiempos y exigencias que la realidad va demandando, perfilándose, además, frente a los retos que se presentan en relación con la Región Caribe.

Actualmente, la presencia de la Compañía se concentra en la ciudad de Kingston, en el colegio St. George College fundado en el año 1850 siendo la primera escuela secundaria de Jamaica con una matrícula aproximada de 1.400 estudiantes, además también está la Parroquia Holy Name of Jesus y una sola comunidad St. Patrick House.

En la comunidad viven seis jesuitas procedentes de distintas partes: P. Rohan Tulloch de Jamaica, Superior; P. Mark Hallinan, de la USA Northeast Province, ministro y párroco; P. Lester Orville Shields, de Jamaica, psicólogo que trabaja en la universidad (University of West Indies); P. Christopher Llanos, de Trinidad y Tobago, Superior Regional de Guyana y Medino Abraham, hermano, procedente de Guyana. Para finales de este mes se incorporará a la comunidad el P. Peter McIsaac de la Provincia de Canadá.

Los meses que llevo viviendo en Kingston han sido un tiempo provechoso. La posibilidad de seguir profundizando y mejorando en el dominio del inglés ha constituido todo un reto considerando el acento del jamaiquino. Además, estar en medio del Caribe y, de alguna manera, tan cercana geográficamente a Venezuela y a la Provincia, pero tan distante a la vez, me va ayudando a expandir la imagen y la idea que uno se va formando de la Compañía y la misión. Esto me lleva a formular una premisa y es que, si la Compañía está aquí apostando de la manera en que lo está haciendo, es porque algo se puede aportar (y se está aportando) desde nuestras especificidades e identidad cristiana-ignaciana.

Actualmente me encuentro en Belo Horizonte, Brasil, para incorporarme al Centro Interprovincial de Formación -CIF- e iniciar la etapa de estudios de teología. Agradezco a Dios este tiempo significativo en Kingston y me encomiendo por el tiempo que vendrá. Agradecido con todos. Un abrazo.

 Juan Andrés Quintero S.J.
Facebook
Instagram
Twitter
Youtube