La Universidad Católica Andrés Bello refuerza su misión integradora y recibe con los brazos abiertos en sus aulas a estudiantes latinoamericanos que desean formarse bajo la visión humanista, solidaria y de alta calidad que esta institución jesuita ha desarrollado desde hace 64 años en Venezuela. En octubre de 2015 llegó el primer grupo de estudiantes, conformado por 52 profesores de universidades tanto públicas como privadas del país suramericano. Desde entonces, el número de inscritos en cada semestre ha ido creciendo, hasta llegar a la cifra actual de 75 cursantes, provenientes de 11 instituciones como la Universidad Técnica del Carchi, la Universidad Central del Ecuador, la Universidad de los hemisferios, la Universidad Metropolitana, la Universidad Católica de Ambato o la Universidad Católica de Guayaquil.

 

Por Jaime Bello León.