Las obras sociales jesuíticas tuvieron un encuentro virtual

El punto de encuentro no fue la Casa de Retiro Quebrada de la Virgen, tampoco hubo abrazos fraternos, ni noche de canciones y tertulias, pero sí se encontraron y hubo espacio para el análisis de la realidad, para el discernimiento y para agradecer a Dios por esa reunión, aunque de manera virtual, para reflexionar sobre la realidad del país y compartir el trabajo que se va realizando en cada una de las obras del sector social de los jesuitas en Venezuela.

El Apostolado Social de la Compañía de Jesús realizó su segundo encuentro del año a través de la plataforma Zoom. Con 85 personas conectadas, el evento comenzó a las 8:35 de la mañana del 29 de octubre de 2020, toda una proeza en medio de esta situación de crisis se servicios básicos, en situación de emergencia humanitaria compleja y agravada con la pandemia del Covid-19.

El evento contó con la participación de representantes de obras jesuíticas de distintas regiones del país. Sorteando las intermitencias de internet y las fallas eléctricas, la agenda se desarrolló tal como estaba prevista. El P. Alfredo Infante, s.j. ofreció una oración de inicio, encomendó el encuentro a San Ignacio de Loyola.

Piero Trepiccione estuvo en la moderación de la primera mañana de trabajo. El P. Manuel Zapata, s.j., coordinador del Apostolado Social y director de la Fundación Centro Gumilla, dio las palabras de Bienvenida al evento y presentó la agenda y objetivos del encuentro:

  • Compartir un análisis de la realidad actual desde la visión sociopolítica, económica, humanitaria y espiritual.
  • Revisar el camino de las organizaciones en relación a las Preferencias Apostólicas Universales y los desafíos que ellas nos dejan frente a la realidad del país.
  • Compartir momentos de autocuidado espiritual e informaciones generales.

 

Realidad que golpea y desafía

A cargo del análisis sociopolítico y económico participaron Michael Penfold y Asdrúbal Oliveros. A través de datos y gráficos hicieron un recorrido mostrando las causas y las consecuencias del manejo de política y recursos económicos en Venezuela en los últimos años.

La segunda parte de la mañana estuvo dedicada al análisis humanitario con la participación de Susana Rafalli, experta en nutrición pública y seguridad alimentaria y Óscar Calderón, director regional para América Latina y El Caribe en el Servicio Jesuita a Refugiados.

La cotidianidad y la experiencia espiritual en torno a la pandemia

Siguiendo el ritmo del tiempo y de las actividades planificadas, la tarde del primer día del encuentro, estuvo dedicada a la realidad que viven las comunidades y la vivencia espiritual en este tiempo de confinamiento. Yasirys Paredes, líder comunitaria de La Vega, presentó la experiencia de su comunidad en medio de la pandemia.

Por su parte, Rafael Luciani, doctor en teología y Profesor Titular de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas y Extraordinario en la Escuela de Teología y Ministerio del Boston College, presentó una reflexión sobre lo que significa desde el punto de vista teológico, seguir a Jesús en Venezuela hoy, un discernimiento a la luz de la fe.

Juntos en la misión por el camino de las PAU

El segundo día del encuentro virtual mantuvo el interés de los asistentes. A las 8:10 del 30 de octubre, las palabras del P. Manuel Zapata dieron inicio a la jornada, con agenda de actividades dedicada al trabajo y los desafíos de cada una de las obras jesuíticas en torno a las Preferencias Apostólicas Universales.

Ya cuando se acercaba el cierre del evento, hizo su intervención el P. Rafael Garrido, Provincial de los Jesuitas en Venezuela. Agradeció a los presentes y a los ponentes su participación en el encuentro y anunció la presentación del Plan Apostólico de la Provincia para el período 2020 – 2026. Asimismo, hizo público el nombramiento del nuevo director de la Revista SIC, agradeció al P. Alfredo Infante por sus 6 años frente a esa responsabilidad y dio la bienvenida a Juan Salvador Pérez, quien asume la dirección de la revista.

Hasta el próximo encuentro

El cierre estuvo centrado en la evaluación del encuentro. Los presentes manifestaron sus impresiones y el agradecimiento a Dios por haber podido participar en este encuentro, en modalidad virtual. A pesar de las limitaciones técnicas y fallas de servicios públicos, el encontrarse, anima a seguir caminando juntos en una misión que une a todas las obras de la Compañía de Jesús.

La evaluación también fue propicia para rememorar y compartir recuerdos de los eventos anteriores, caracterizados por la cercanía y fraternidad que se vive en estos encuentros que solían ser presenciales y tenían como escenario la Casa de Retiro Quebrada de la Virgen, reconocida por su clima de montaña, sus amplios jardines y la buena atención de su personal. ¡Ojalá pronto volvamos a retomar nuestro ritmo habitual de trabajo, mientras tanto, seguimos adelante!

Erika Briceño Castellanos

Comunicaciones Gumilla