Después de un viaje un poco especial, los novicios llegamos el 14 de mayo a Barquisimeto, luego de casi tres meses que salimos a nuestras experiencias de Peregrinación en Santiago – Trujillo (2° año) y Ejercicios Espirituales – Mérida (1° año). Al terminar dichas experiencias no pudimos regresar al noviciado en el tiempo estipulado por la situación de la cuarentena en el país. Sin embargo, luego de un tiempo de espera el Maestro con los novicios de 1° año lograron viajar el 13 de mayo hasta Santiago para buscar a los novicios de 2° año y de allí seguir a Barquisimeto. Después de una tarde-noche de despedida de tanta gente maravillosa que nos prestaron su apoyo durante este tiempo de cuarentena, continuamos el viaje a Barquisimeto sin ningún contratiempo.

Finalmente, luego de nuestro reencuentro (con la alegría de estar todos juntos nuevamente) y de compartir las vivencias en nuestras experiencias, hemos retomado las actividades cotidianas del noviciado con las clases (Historia de la Compañía en Venezuela los de 1° año con Gabriel Sequera y votos los de 2° año con el Maestro), los retiros, las noches comunitarias, el deporte, etc. Sin embargo, lamentamos encontrar a Barquisimeto con un aumento en la falta de sus servicios básicos (cortes continuos de luz sin cronograma fijo, fallas en el suministro de la gasolina, agua, gas, etc.) y lamentamos más que esta realidad se haya ido agudizando en todo el país. Actualmente, vivimos nuestra cuarentena en el noviciado, siempre atentos a las diversas noticias sobre lo que ocurren en Venezuela y en el mundo.

Aprovechamos este espacio para agradecer públicamente a los que hicieron posible nuestro traslado hasta el noviciado. También queremos agradecer, de manera especial, a Gabriel Sequera por acompañarnos en este tiempo de noviciado como ministro de nuestra casa. Ha sido un gran apoyo con sus consejos, experiencias, clases, conversaciones y en su función de ministro. Le deseamos muchos éxitos y bendiciones en la nueva misión que la Compañía en Venezuela le confía en el Colegio Gonzaga de Maracaibo para que sea luz en nuestro país y que Dios y Nuestra Señora de la Estrada siempre le acompañe. Siempre lo tendremos presente en nuestras oraciones.

Comunicaciones Curia

Facebook
Instagram
Twitter
Youtube