Ya estamos en el mes de marzo, año 2021… ha transcurrido un año desde que se declaró la pandemia por Covid-19, se decretó la educación a distancia y literalmente llevamos un año en el Programa Escuelas de Fe y Alegría, desaprendiendo y aprendiendo para poder acompañar a docentes, estudiantes y familias en esta modalidad. Por ejemplo, en este año escolar 2020-2021 nos hemos propuesto ir validando las buenas prácticas y lecciones aprendidas para ir adoptando nuevos modelos de gestión educativa en contexto de emergencia.

Lo más importante de esta nueva experiencia de  gestión escolar en contexto Covid -19, es el haber ampliado las redes internas al movimiento y hacia afuera, con otros actores e instituciones que se han sumando para ir configurando la estrategia de intervención integral educativa, por ejemplo: La dotación de 160 centros educativos con recursos educativos por parte de UNICEF. El programa de TV UCAB, los cuales, apoyan con formación en  matemáticas e inglés para los jóvenes  de Media General y Media Técnica; el programa Cerrando Brechas, con el Centro de Formación e Investigación Padre Joaquín de Fe y Alegría y el de Habilidades para la Vida, también con UNICEF; estos dos últimos para jóvenes de media; entre otros.

Por otro lado, hemos desarrollado procesos de atención a los Niños, Niñas y Adolescentes (NNA), bajo la modalidad híbrida: a distancia y semi-presencial; es decir, a unos estudiantes se les acompañó desde la distancia, por correos, telefonía móvil (SMS, whatsApp y llamadas) y encuentros virtuales; a otros, con los que no tienen acceso a equipos tecnológicos ni conectividad, con asesorías presenciales en los centros educativos, tomando todas las medidas de bioseguridad posibles. En muchos casos se combinó la estrategia para tener mejores resultados. También nos apoyamos mucho en el programa “La Escuela en la Radio”, el cual tuvo un incremento en la cantidad de radioescuchas, éste se ha convertido en una herramienta poderosa para que los niños y niñas de preescolar y primaria avancen.

Hemos desarrollado un programa de formación y fortalecimiento de capacidades para directivos y  docentes; por ejemplo, de la mano de la Oficina Nacional de Fe y Alegría, hemos formado a los equipos directivos zonales en gestión basada en resultados,  brindando herramientas para conocer e implementar un modelo de gestión bajo el enfoque de la  teoría del cambio, a fin priorizar los recursos humanos y materiales; tener una clara línea del monitoreo y la evaluación, identificar las buenas prácticas, visibilizar los cuellos de botellas y tomar decisiones oportunas.

Con el personal, llevamos a cabo el  programa de fortalecimiento de la espiritualidad e identidad. Con los NNA, formamos y trabajamos diversas técnicas para el desarrollo de la interioridad. Con los coordinadores pedagógicos y docentes, defensa y promoción de los Derechos Humanos, lo que nos ha llevado a difundir campañas de prevención del Covid-19, Campañas de derecho a la educación, campañas de protección de la niñez, campañas de promoción de la higiene, entre otros.

Ahora mismo, nos encontramos formando en “Retorno Seguro a la Escuela”, tanto a directivos, como a coordinadores y docentes, a fin de que desarrollemos acciones que nos permitan garantizar la bioseguridad de los NNA, del personal y las familias, para cuando se decida que debemos regresar a las aulas.

Ha sido para nosotros en el Programa Escuelas, unos meses de mucho aprendizaje, sorteando entre aciertos y desaciertos. Siempre pensando en lo mejor para nuestros estudiantes, los cuales son nuestra razón de ser.

Noelbis Aguilar, Yameli Martínez

Programa Escuelas