Cómo se forma un Jesuita

La formación para ser jesuita, ya sea como Sacerdote o Hermano, tiene varias etapas por determinados estudios que la Iglesia nos invita a realizar junto con otros momentos más propios de nuestro carisma, que nos hace disponibles a la misión de Cristo, y van consolidando el crecimiento espiritual, personal, comunitario, apostólico e intelectual.

El Noviciado es la primera etapa de formación, en ella acrecienta el deseo de seguir a Jesús en compañía de amigos en el Señor. Es un tiempo de dos años que nos permite discernir y fortalecer el deseo de formar parte de esta familia que se llama mínima Compañía de Jesús.

La Filosofía es la segunda etapa de formación que dura cuatros años, además de seguir fortaleciendo el proceso de madurez y de identificación con esta mínima Compañía de Jesús, tiene un componente humanístico-filosófico que permite tener una visión global de la cultura, la historia, la antropología, y demás corrientes de pensamiento, que permitirán al estudiante jesuita tener una visión más crítica de la realidad como instrumento en la elaboración de su apostolado.

El Magisterio es una etapa donde el estudiante jesuita se incorpora en un trabajo con otros jesuitas adultos en un tiempo de dos a tres años. Es una etapa propicia para verse junto a otros hermanos jesuitas en la misión de modo más directa y permanente. Es una etapa donde nos permite enamorarnos más de la misión porque nos hacemos más a los sentimientos de Cristo por los demás.

La Teología es una etapa de cuatros años donde el estudiante jesuita se manera más detenida se sumerge al estudio de las Sagradas Escrituras, de los documentos de la Iglesia y del Magisterio, desde una visión que responda a la realidad de los pobres, perseguidos, refugiados, en orden a trabajar por un más justo, más solidario y fraterno.

La Tercera Probación es el final de la formación en ese camino de consolidación humana, espiritual, comunitaria, apostólica e intelectual. Tiene un tiempo de 6 meses de duración, se le conoce como la Escuela del afecto, donde experimentamos el paso de Dios por nuestra Historia que nos invita a recrear la humanidad desde una mirada misericordiosa.

Los Estudios Especiales es un tiempo de formación profesional en aquellas áreas donde la Compañía de Jesús quiere responder contando con las cualidades y capacidades de cada jesuita en ese horizonte de construir las Bienaventuranzas en nuestro mundo.

La Compañía de Jesús busca prepara a los jesuitas en formación para los retos y los desafíos que la Iglesia, la humanidad, y nuestro contexto de país, nos demandan, y así darlo todo para la mayor gloria a Dios.

Facebook
Instagram
Twitter
Youtube