En la región zuliana las dificultades del país nos llevan la mirada y acciones hacia el fortalecimiento del clima organizacional para hacerlo mucho más humano. Prestando especial atención y cuidado al personal que labora en nuestra casa de estudio; cuidando con gran afán los aspectos pedagógicos, humanos, espirituales y emocionales de cada trabajador. Aún así, la crisis nos lleva a buscar apoyos para mejorar las condiciones de vida de nuestro personal. Seguimos firmes frente a nuestros estudiantes; la calidad académica y excelencia en la formación humano-cristiana se mantiene en nuestra institución. Nos parece imprescindible velar por ellos y sus familias, especialmente aquellos que están viviendo los efectos de la migración y las dificultades económicas.

                                                                                                                                                                                                           Carolina Balbuena

Facebook
Instagram
Twitter
Youtube