Estamos en la semana número 19 de la cuarentena. En el internado hemos atendido, de domingo a domingo entre 57 y 60 personas diariamente, entre los empleados que viven aquí con sus familias y los que vienen a cumplir su jornada de trabajo diaria.

Llevamos exactamente 4 meses sin gas, cocinando a leña un promedio de 1054 platos de comida semanales. También llevamos el mismo tiempo sin gasolina. Nos estamos moviendo con el camión NPR a gasoil hasta para las diligencias cotidianas.

Los profesores, obreros y administrativos que viven con sus familias en San Javier son las que se están encargando del mantenimiento del colegio y la finca. Hemos trabajado duro, pero se nota en las instalaciones, en los animales y en otros espacios el cariño que se ha puesto al trabajo.

También se ha realizado trabajos en los talleres de mecánica, aserradero y ebanistería. Aprovechamos para organizar el trabajo y el procedimiento para los incentivos en las áreas de producción de los talleres de mecánica, ebanistería, aserradero y corte y confección.

Hemos cerrado el año escolar. Estamos en el procesamiento de las calificaciones. Nos quedamos sin poder contactar un 20% de nuestros estudiantes, es decir, que por ningún medio fue posible ubicarlos y no enviaron tareas. Un 10% se logró ubicar a medias, es decir, por llamadas telefónicas o mensajes de texto, eso significa que tampoco enviaron tareas. Esto suma un 30% de estudiantes que no pudieron hacer llegar tareas a la institución.

Aunque cerramos el año escolar quedan en el internado 44 personas, que son las familias de profesores y personal administrativo, religiosos y religiosas que viven en la institución y tenemos que organizar la vida internamente para poder sobrevivir sin gas, sin gasolina y comemos gracias a la gran ayuda de Fe y Alegría Nacional y el programa alimentario que nos cubre; de eso estamos infinitamente agradecidos.

La acción pastoral ha sido clave en estos últimos 3 meses. Hemos celebrado los cumpleaños, santos importantes, se han realizados talleres recreativos y de formación espiritual. Agradecemos el trabajo que las Hermanas Esclavas del Sagrado Corazón realizan en el acompañamiento de la comunidad javeriana.

Comunicaciones Curia

Facebook
Instagram
Twitter
Youtube