Monte Ávila Editores, después de 50 años de vida, es aún después del deslave editorial que azota la república, la empresa de publicaciones más importante del país. Su creación en 1968 coincidía con la fundación del Centro Gumilla, y para nosotros su trayectoria ha sido digna de encomio por las ventanas que abrió a la cultura internacional. Aunque la presencia jesuítica en sus ediciones no es significativa, al menos merece la pena mencionar tres obras publicadas por ella.

Chuang-Tzu. Literato, filósofo y místico taoísta (1972). Traducción del chino y análisis: Carmelo Elorduy; Estudios Crítico literarios (1974). autor: Pedro Pablo Barnola; La ideología como mensaje y masaje (1981). autores: Jesús María Aguirre y Marcelino Bisbal.

 

Por: Jesús María Aguirre, SJ

Facebook
Instagram
Twitter
Youtube