El último día de su visita a Andalucía fue, para el Padre General, una ocasión de fraternizar con sus hermanos de Málaga. Visitó la enfermería de la comunidad de san Estanislao, donde presidió la Eucaristía y almorzó. Pero primero había ido a la Iglesia del Sagrado Corazón a rezar, con la comunidad jesuita, ante la tumba del Padre Tiburcio Arnaiz, beatificado en octubre de 2018 en Málaga, durante una Eucaristía presidida por el cardinal Becciu…

Jesuits Global

 

Click para leer más

Facebook
Instagram
Twitter
Youtube