Del 2 al 6 de Julio de 2017, con la presencia de 18 países, se realizó en Lima-Perú la Asamblea Latinoamericana de la CVX, que fue organizada por: Miguel Ángel Collado (Chile), Christian Ubillas (Ecuador) y la CVX de Perú.

Con el lema “CVX un cuerpo en camino… peregrinando con los ojos puestos en el horizonte del Reino” se desarrolló la Asamblea en un clima de oración y discernimiento que le dio la profundidad espiritual al encuentro.

Durante el desarrollo, asistimos a cuatro magistrales exposiciones que nos apuntaron al horizonte del trabajo, apoyados por el planteamiento de los temas previamente recogidos en una encuesta enviada a cada país y siguiendo la metodología de “espacio y tiempo abiertos”, que permitieron la conversa de los temas propuestos para la discusión. Las exposiciones estuvieron a cargo de: Mons. Pedro Barreto sj, peruano conocedor de la Iglesia latinoamericana y cercano al Vaticano; Christian Ubilla (Chuco), laico sociólogo guayaquileño, quien nos iluminó sobre el trabajo en red, apoyado por el documento de Jorge Cela sj “Como trabajar en red sin diluirse en el intento”, Chuco fue además organizador destacado del evento; Herminio Rico sj  Vice Asistente del EXCO (Consejo Ejecutivo Mundial CVX) quien hablo de “la colaboración para la misión” para ayudar a servir mejor, y Mauricio López, laico presidente de la CVX mundial, conocedor del compromiso socio-político y la espiritualidad ignaciana. También contamos con la asistencia de Alwin Macalalad, Secretario Ejecutivo del EXCO, y como iluminador de la pastoral con los laicos de CVX con José Luis Caravias sj.

Los temas con más resonancia en el encuentro fueron la CVX como cuerpo apostólico, unidos en el trabajo en redes, la colaboración de la CVX en la Compañía de Jesús como dos cuerpos (uno laico y otro religioso) que comparten una misma espiritualidad; y el compromiso del trabajo con los jóvenes (escuelas, universidades… etc). Cada país tiene sus opciones, sus discernimientos y sus acciones orientados a estos temas y la coordinación mundial, desde el Consejo Ejecutivo Latinoamericano (CENAL), apoya, coordina y anima a las diversas regiones desde la relación comunitaria.

Fueron cuatro días de fraternidad, encuentro y compartir intereses movidos por el Espíritu para el mayor servicio a la comunidad eclesial mundial, esto con miras a la asamblea mundial que tendrá lugar en Buenos Aires- Argentina.

Me impresionó la profundidad del Espíritu en los laicos cevequianos, que hablaban de la entrega en la construcción del Reino asumido como compromiso natural de la vida. Damos gracias a Dios por esta experiencia que nos abre a la vivencia de un Dios presente y actuante muchas veces ajeno a las decisiones de nuestra mente.

Alex Salom, SJ

Facebook
Instagram
Twitter
Youtube