El Hogar Virgen de los Dolores celebra el fin del año 2022 con el tradicional encuentro de las familias de nuestros hijos, del personal y colaboradores voluntarios. Es la oportunidad de dar gracias a Papá Dios, de mirar hacia atrás y sentirnos bendecidos por la dicha de un año más en todo amar y servir, consolidándose la razón de ser de nuestra Misión: “Promocionar ayuda moral, material y educacional, en ambiente familiar y cristiano a niños y jóvenes que se encuentran en condiciones económicas y familiares muy difíciles y sin hogar estable”.

Enmarcados en el objetivo estratégico número uno del Plan Apostólico de la Provincia 2021-2026, acompañamos a los pobres y vulnerables, nuestros niños, niñas y adolescentes, sus familias, en su mayoría monoparentales, donde la madre es jefe de familia, con muy bajo nivel educativo y sin empleo fijo.

Comenzamos un año escolar 2022-2023, en Caracas, con tres casas activas ya que Santa Mónica reabrió sus puertas con 7 niños de 8 a 12 años, Malpas con 20 niñas de 8 a 17 años y Marluinesa con 14 niños, todos escolarizados, acompañados en cada casa por un guía docente que refuerza el aprendizaje promovido en los respectivos centros educativos a los que asisten los niños, niñas y adolescentes (NNA). En Caracas tenemos un programa de asistencia donde los niños no pierden el contacto con sus familias. En Puerto Ordaz, en la cuarta casa, Hogar Madre Emilia (HME) cuidamos en la modalidad de abrigo a 10 niños, niñas y adolescentes con una edad comprendida entre 8 a 13 años. Los niños ingresan por medidas de tribunales y egresan de la misma forma, cuando el Estado determine que las razones por las cuales fueron separados de sus padres o familiares ya no implican riesgo para los niños, igualmente todos escolarizados y con apoyo docente.

Durante el año 2022 nuestros niños disfrutaron de un plan vacacional que se inició con un viaje a la playa en Ocumare de la Costa e Higuerote, el cual se mantuvo durante el mes de agosto con actividades recreativas en parques temáticos y otros lugares, tanto en Caracas como en Puerto Ordaz.

En el Hogar Virgen de los Dolores nuestros niños gozan de todos los cuidados necesarios para garantizar su salud. En Caracas contamos con la colaboración voluntaria de una pediatra y en Puerto Ordaz con clínicas y médicos atentos a apoyarnos al momento de requerirlos. Nuestros hijos reciben la asistencia médica preventiva y tratamientos necesarios y oportunos. Asimismo, su alimentación está garantizada con menús equilibrados debidamente elaborados atendiendo sus requerimientos de acuerdo a su edad y talla.

Finalmente, dentro de las orientaciones de los objetivos vinculados a la gestión, el cuidado del cuidador es un pilar fundamental para lograr el alcance de la misión. Es por ello que en el año 2022 nuestro personal compartió dos experiencias que no se realizaban desde el 2019 por efectos de la pandemia, una de ellas, el retiro espiritual que permitió renovar la fe y la esperanza, y la segunda experiencia con el tradicional paseo a la playa, días de franco relax y entretenimiento.

Belén Meza 

Hogar Virgen de los Dolores