El pasado 1 de octubre de 2021, en el Colegio Loyola Gumilla, se realizó un Retiro Espiritual como primera actividad compartida en el marco del Año Ignaciano. Por una decisión del equipo rectoral se planificó la actividad no sólo para el equipo directivo, sino para todo el personal de la institución: docentes, administrativos y obreros. Así, se busca que todos ganemos en identidad y sentido de pertenencia institucional y Provincial.

Nos tomamos toda la mañana, iniciando con una oración guiada en la capilla; luego de un café y una dinámica grupal, se dio un espacio de oración personal y otro de interacción, para recoger mociones y responder a las preguntas facilitadas, organizados por grupos. Seguido se volvió a la capilla donde se expuso lo trabajado y se cerró con una oración delante del Santísimo. Una grata experiencia compartida, fue una suave brisa justo antes de una lluvia inesperada mientras se estaba en la actividad de cierre, que nos permitió ver la caída de la cascada del altar como un regalo que algunos consideraron especial, para abrir los ojos y comenzar a maravillarse.

Al mediodía se dio un espacio grato de compartir una sopa en un ambiente de fraternidad y alegría.

Mociones compartidas:

  • La realidad país y la pandemia.
  • Las experiencias de interacción con la UCAB y otras Obras.
  • El cambio de ambiente institucional, el buen ánimo, las nuevas personas, los nuevos aires.
  • El individualismo imperante.
  • Los sentimientos de desánimo, que hacen decaer, y perder la concentración, el enfoque, las energías.
  • Las barreras de la comunicación a vencer, abriendo canales acercamiento con un mensaje claro, empático, profesional, amoroso y firme, que nos permita escuchar y ser escuchados.

 

¿Qué consuela?

  • La  compañía, apoyo, escucha empática recíproca.
  • Contar con una espiritualidad de la esperanza, desde el amor de Dios, su fidelidad, y la fe para construir un mejor mañana.
  • La fe compartida, la esperanza, el amor, la unión, la empatía, el compañerismo y el compromiso.
  • La pertinencia del Plan Apostólico a la realidad actual y la importancia que da a las redes sociales, para mantenernos conectados, vinculados y articulados con otros.

 

¿Qué Inspira?

  • El ejemplo de servicio y entrega por el prójimo como San Ignacio.
  • Inspira que la Compañía considere a los laicos con la invitación a transformar la realidad.
  • La vocación propia que activa.
  • Una propuesta clara y global que toma en cuenta a todos con énfasis en el más necesitado.
  • La nueva visión y el nuevo impulso en el Colegio que alegra y nos hace vernos como parte más integrada de un Plan Apostólico más amplio.

 

Desafía

  • Rescatar las Obras de acción social y trabajar en conjunto con las instituciones vinculadas a la Compañía de Jesús a nivel regional y nacional.
  • Reinventarnos a diario.
  • Promover la unión de parte del personal para el cuidado de la Casa Común. Iniciando desde el interior de nuestra institución. Proyecto Loyola verde.
  • Capacitación continua del personal en general en Espiritualidad y Gerencia Ignaciana. Pastoral para todos.
  • Acompañar a los jóvenes y presentarles un futuro esperanzador, con deseo de educarse, de creer en ellos y en su país.
  • Retomar la práctica de los valores, rescatando en los niños y jóvenes los valores humano cristianos de la empatía, la justicia, la solidaridad, la búsqueda del bien común y la mirada crítica de la realidad.

 

Miguel Centeno, S.J.

Colegio Loyola Gumilla