En todo amar y servir. San Ignacio

Filosofado

Escolares del 2011

En la formación jesuítica la Filosofía es importante porque ayuda a fundamentar la fe, especialmente en la actualidad, cuando se han ido cayendo muchos paradigmas y donde hay un secularismo fuerte. En medio de esa realidad, la Filosofía ofrece razones para fundamentar las convicciones de lo que es el hombre, de lo que es Jesús.

En esta etapa se se desarrollan varias dimensiones:

1) La dimensión intelectual: Aunque no llegue a ser un académico, el jesuita es una persona que hace un ejercicio intelectual, independientemente de la labor que realice. Por ejemplo, el jesuita que está en un barrio está acompañando a la gente, pero también está viendo, leyendo y escuchando la realidad, contemplando inteligentemente la realidad para ver cómo aportar en el proceso de ir haciendo este mundo un lugar más justo, más humano, más fraterno. En esta etapa se tiene consolidar esa manera de ser jesuita.

2) La vida comunitaria: Los jesuitas son compañeros convocados por Jesús a compartir una vida y una misión. Eso se hace cultivando el espíritu fraterno y centrándose en la contemplación de Jesús.

3) La vida apostólica: Los jesuitas tienen el desafío de articular la Filosofía con la realidad y que la realidad le diga algo de lo que van estudiando. Es la oportunidad de cultivar ese espíritu de echarle cabeza a la realidad en la que se encuentra el jesuita, siempre tomando conciencia de las complejidades de la realidad, buscando alternativas y soluciones.

4) La espiritualidad: Se trata del cultivo de la meditación, de la vida de oración desde la contemplación de Jesús. Contemplar el mundo como lo contemplo Ignacio en el seguimiento de Jesús

Durante esta etapa, los jesuitas tienen la responsabilidad de tener una actividad pastoral con las siguientes características:

1) La pastoral debe ser una actividad que desafíe a los escolares jesuitas y que los lleve a hacerse preguntas sobre la realidad. Por ejemplo, el que está trabajando con jóvenes, preguntarse por la cultura juvenil, sobre el nuevo sujeto urbano que va emergiendo en los barrios, en la universidad; cómo se dialoga con ese sujeto; y cómo se le ofrece la buena noticia que es Jesús.

2) La pastoral debe fomentar el trabajo en equipo, debido a que cada vez más se requiere una mirada interdisciplinar, intergeneracional y un trabajo articulado, tanto con otros jesuitas como con laicos. El jesuita no debe entenderse como una individualidad, sino como una persona que trabaja y aborda los desafíos pensándolos conjuntamente con otros.

3) La pastoral debe tener sentido de realidad. El jesuita debe vivir una espiritualidad y un modo de ser cristiano contextualizado y conectado con la realidad, lo que los jesuitas llaman contemplativos en la acción. Eso significa que el jesuita está buscando alternativas para un mundo mejor, un mundo fraternal, sostenido y animado en la fe en Jesús.

Noticias SJ

Últimos Votos Jesús (Txuo) Rodríguez, SJ

El 01 de abril de 2017 en la parroquia San Francisco de Borja de Madrid pronunció sus Últimos Votos Jesús (Txuo) Rodríguez. La Eucaristía fue presidida por el P. Arturo Sosa, Padre General

 

leer más...

  • RSS Actualidad en la UCAB

  • RSS Actualidad en el Centro Gumilla

  • RSS Actualidad en Huellas

  • términos de uso
    ..:: Compañía de Jesús - Provincia Venezuela ::..
    Algunos Derechos Reservados


    Diseño y Desarrollo Quirón Redes Humanas